Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Hombres y Mujeres Asesinos
Blog dedicado especialmente a lecturas sobre Casos reales, de hombres y Mujeres asesinos en el ámbito mundial.
Al margen
Información
Este Blog, no es de carácter científico, pero si busca seriedad en el desarrollo de los temas.

Está totalmente dirigido a los amantes del género. Espero que todos aquellos interesados en el tema del asesinato serial encuentren lo que buscan en este blog, el mismo se ha hecho con fines únicamente de conocimiento y desarrollo del tema, y no existe ninguna otra animosidad al respecto.

El administrador.
Sobre mí
FOTO

Jorge Omar Charras

ajedrez, informatica, casos reales, policiales etc.

Ver perfil

Enlaces
Camada 30
Policía de Córdoba
Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
Buscador
Blog   Web
Se comenta...
» Marta Bogado
8 Comentarios: Oscar Abraham Ortega Sandoval, Oscar Abraham Ortega Sandoval, Develador, [...] ...
» Perla B. "Cocinera "
4 Comentarios: MARY, MARY, mary, [...]
» Gloria B. " Despiadada "
1 Comentario: Débora Carranza
» Tipos de asesinos en serie
6 Comentarios: PABLO, CAMILO, pablo, [...] ...
» El asesinato múltiple antes de 1900
1 Comentario: Fernando
Tópicos
Caso Lorena Ahuban (5)
Hombres Asesinos (96)
Informacion (12)
La Marca de la Bestia (24)
Mujeres Asesinas (45)
Parejas Asesinas (6)
Más leídos
Ana D. - Mujer corrosiva
Ana María Gómez Tejerina
Elvira R. " Madre Abnegada "
Emilia Basil
Jerry Brudos
José María Manuel Pablo De La Cruz Jarabo Pérez Morris
Juana, Nina y Yolanda
Margarita Herlein
Nélida B. " Tóxica "
Perla B. "Cocinera "
Secciones
Inicio
Contacto
Marcadores flenk
Feed
« Blog
Entradas publicadas por jocharras
Mostrando 1 a 10, de 188 entrada/s en total:
//06 de Abril, 2012

3º día del Juicio

por jocharras a las 11:12, en Caso Lorena Ahuban

viernes 23 de marzo de 2012

INTENSA JORNADA DE DEBATE EN TRIBUNALES (Día 3)

La extensa jornada de viernes se extendió por más de ocho horas, con un solo cuarto intermedio de treinta minutos. Pasaron por la sala once testigos, cada uno de ellos brindó datos, algunos de mayor importancia que otros, pero todos dejaron testimonios que aportarán al esclarecimiento del crimen y en definitiva a condenar a los verdaderos culpables.

Lo más importante o destacable de la mañana fue la declaración del Comisario Inspector Raúl Araya, Jefe de la Comisaría Arroyito en el momento del hecho. Este policía participó junto al Fiscal Argüello a lo largo de la investigación. Comenzó relatando que se anotició de lo ocurrido ese sábado a las 9:15 de la mañana y de inmediato se dirigió a la farmacia. Allí el viudo le dijo que se trataba de un robo y según él que los responsables se movían en un vehículo.

Araya destacó que le extrañaron algunas cuestiones respecto al viudo. Bizone logró ver que faltaban unos perfumes marca Kevin de la vitrina, todo a minutos de haber encontrado a su mujer muerta. Por otro lado, relató una frase del imputado  cuando se dirige al lugar donde guardaban el dinero en la farmacia, Bizone le dijo: “Menos mal que no se robaron el dinero”. Algo sumamente raro, teniendo en cuenta el momento, una frase desacertada, fuera de lugar. Además resaltó que durante las declaraciones, Bizone estaba tranquilo, jocoso, bromeaba con el personal policial, pues no existía compatibilidad entre el hecho y su estado anímico.

El comisario resaltó el desorden que había en la farmacia, al parecer no propio de un robo, pues había shampooes tumbados y algunos artículos que no necesariamente se podían tirar en un supuesto delito a la propiedad. En un momento puntualizó, basándose en los años de trayectoria en investigación que lo avalan, que le daba la impresión que la hubiesen agarrado de atrás y la hubieran llevado al lugar donde el cuerpo se encontraba.

En un momento de su discurso, respecto al cuerpo de Lorena dijo que sobre el torso, había partículas de tela que provenían de una prenda de ropa. Justamente allí tocó el tema del famoso guante encontrado en el bolso en la terminal de Córdoba. Dijo que cuando agarró el guante, se desgranaba en partículas similares a las que la víctima tenía sobre su torso.

Hubo un dato sumamente importante, indicó que en la primera declaración de Bizone, ese mismo sábado a las 15:50, le suena el teléfono y era una llamada entrante del celular de Lorena. Éste se asustó y no atendió.

También Flores y Arias

El área de Homicidios de Córdoba, identificó el aparato celular que le pertenecía a Lorena y que estaba desaparecido, tenía una nueva tarjeta SIM con característica de Córdoba Capital. La chica que lo compró dijo que lo había hecho en la Galería Norte del centro cordobés. En ese lugar se negocian aparatos electrónicos de procedencia dudosa  y por bajo costo. La joven señaló en cuál local lo había adquirido, precisamente le pertenecía a un señor Monje, oriundo de Arroyito. Este hombre reveló que “El CalmaoFlores fue quien se lo dio.

Después de un estudio  de tráfico de antenas telefónicas, se determinó que Flores se movía y tenía una vinculación de unas casi 500 líneas telefónicas. Por ese motivo fue difícil ubicarlo, algunas lo señalaban en Arroyito y otras en la localidad de Tránsito.

Por el lado de Jonatan Arias, ingresó a la causa cuando Ramona Peludero, una mujer encargada de una whiskería entre las localidades de El Tío y  Villa Concepción del Tío, se dirigió espontáneamente a la policía a declarar que Arias le confesó llorando: “No la quise matar, se me fue la mano” y le pidió dinero prestado. Le dijo además, “Lo que le luquié no me alcanza para ir a Córdoba”. Al parecer, Arias tenía una relación sumamente confidencial con Peludero. Cabe destacar que al hijo de esta mujer a Arias los unía una relación de amistad.


En cuanto a las llamadas telefónicas, Araya expuso un Power Point en la sala donde mostró cómo funcionan las antenas de telefonía celular y la sábana de llamadas telefónicas de Bizone. Se rastreó además el teléfono de Arias, allí se determinó que ese 23 de junio a las 13 estaba en Arroyito, mientras que a la tarde ya estaba en Córdoba, ahí lo toma una antena que hay en el barrio Juniors de la capital cordobesa. Y a las 22 se encontraba nuevamente en Arroyito.

También  mencionó una llamada que recibieron ese mismo sábado en Radio Libre de Arroyito, a las 8:45 precisamente, donde una voz masculina le preguntó a la telefonista Mercedes Almada: “¿Ustedes se enteraron ya, que hay una farmacéutica muerta?” Esa llamada tuvo una duración de 24 segundos. No fue un dato especificado ni investigado detalladamente, pues no consta en los expedientes de la causa.

El policía sostuvo que esa llamada solo podría haber sido realizada por alguien que estuvo en el lugar, pero no participó necesariamente.  Debido a ello, el Fiscal Pezzano pidió que citen a declarar a la telefonista que recibió el llamado y a la dueña de la Radio Libre.


Más datos en la jornada

El resto de la jornada, también  hubo testimonios de menor importancia quizás, como por ejemplo empleados de un negocio frente a la farmacia, Maggi Hogar, que escucharon la moto de Lorena llegando esa mañana. Y también de una señora que trabajaba de empleada doméstica en la casa de Maggi, a dos casas del negocio y frente a la farmacia. Sin embargo no vieron ningún movimiento extraño.

Otro testimonio en la mañana de hoy fue el del doctor Gerardo Galimberti, el médico policial que llegó a la farmacia y constató la muerte de Lorena. Sin tocar el cuerpo dijo que determinó que no respiraba y tenía golpes en su cara. También recibió la orden de revisar a Bizone, extraerle sangre, muestra de cabello y de vello pubiano. Éste tenía una herida en el dedo pulgar de la mano derecha y dos laceraciones (heridas leves) una en el dedo anular y la otra en el entrecejo. Además agregó que el viudo tenía un grado de halitosis alcohólica, no estaba ebrio sino que tenía aliento a alcohol, propio de haber bebido horas antes.

Tenía 0,75% de alcohol en sangre, lo que significa ebriedad de primer grado. El querellante, doctor Gramática le expuso un caso hipotético si tiene 75 mg cada 100 ml de sangre y qué sucedería. Sin embargo no fue una hipótesis ya que eran datos reales de los exámenes de Bizone, lo que el médico desconocía. Asimismo, Galimberti dijo: “Lo vi lúcido, vigil”. Agregó respecto a los golpes de Bizone, que podían ser recientes o al menos dentro de las seis horas anteriores.

También el Sargento primero Gustavo Díaz declaró en la sala, él fue quien colaboró con la investigación y los allanamientos. Recordó que el día lunes 25 de junio, recibió la información de que un bolso con pertenencias de Lorena, billetera, agenda, unas pastillas de viagra y el famoso guante, apareció en la terminal de Córdoba. De inmediato les avisó a los Auban, quienes le pidieron que no le dijera a Bizone, que ellos se encargarían.

El sargento encontró una coincidencia cuando mencionó que el viudo al momento que se entera, habla al 101 para declarar que en la farmacia faltaban unas cajas de viagra, desde el día del crimen. Quizás lo hizo como forma de justificar la aparición de esas pastillas en el bolso.

Por la tarde

Después de un pequeño cuarto intermedio, comparecieron en Tribunales cuatro amigos de Cristian Bizone. Tres chicos de la barra y la esposa de uno de ellos. Daniel Ingoll comenzó contando que ese viernes anterior al crimen, estuvieron junto al viudo tomando unas cervezas en un bar de la ciudad de Arroyito, hasta cerca de las 3 de la madrugada que cada uno tomó un rumbo distinto. Según este hombre, Bizone se había ido al boliche del pueblo y desde allí se comunicó con él para comentarle que en aquel lugar se encontraba una chica que le gustaba a Ingoll.

Los demás amigos relataron lo mismo respecto a la noche del viernes 22. Todos dijeron que Cristian y Lorena tenían una muy buena relación. Además agregaron que la víctima no tenía inconvenientes en que todos los miércoles se juntaran a comer un asado en su casa. Uno de los declarantes, Fernando Rodríguez, especificó también que era amigo de Lorena y que se llevaban muy bien, que era una excelente mujer.

Por su parte, otro del grupo declaró ante la pregunta del Dr Gramática, querellante, si Bizone salía con alguna mujer, el joven dijo que no. Aun así, insistente el abogado y en base a una declaración anterior, le preguntó si conocía a una mujer que apodaban “Ayudín”, porque Bizone le vivía dando dinero. A lo que respondió que sí.

En última instancia prestó testimonio el señor Hugo Bravino de San Francisco, quien trabajaba como fletero para un laboratorio. El hombre le llevaba a diario medicamentos a Lorena. Dijo que esa mañana llegó apenas pasadas las 9 y le extrañó que la puerta del frente estuviera cerrada, aunque las persianas estuvieran levantadas y las cortinas corridas.

Finalizó la primera semana de audiencias en Tribunales, en dos días se pudieron recolectar datos de sumo interés que irán trazando los primeras opiniones respecto del caso. El lunes por la mañana se reanudará el debate.


Fuente:
               Darioeduardoperez.blogspot.com.ar


Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//06 de Abril, 2012

2º día del Juicio

por jocharras a las 11:11, en Caso Lorena Ahuban

jueves 22 de marzo de 2012

LOS PRIMEROS TESTIMONIOS DEL JUICIO (día 2)

En los Tribunales de San Francisco, hoy se dio inicio al primer día de testimonios por el asesinato de la joven farmacéutica.Seis testigos brindaron su declaración a la causa. Se trató de los padres de la víctima Oscar y Estela, el hermano menor, Alejandro y una prima, Sonia Auban. También Estela Bizone, hermana del imputado y el Sargento Rinaudo, el primer policía en ingresar al lugar del hecho.

El viento sopló en contra para el viudo, quien en presencia de su familia política no se mostró nervioso ni alterado. Pues las declaraciones de los Auban, de su propia hermana y del uniformado, no lo ayudaron.

Arias, Flores y Bizone


Oscar Auban: "Yo creí que tenía un hijo más"

Cerca de las 9:50 abrió la rueda de testimonios, Oscar Auban, el padre de Lorena. Recordemos que fue él quien la encontró tirada y sin vida en el baño de la farmacia.

El hombre comenzó a contar lo que aquél día sucedió. Recordó que cuando su yerno entró a trabajar al negocio, les manifestó a él y su esposa, preocupación porque Lorena no le respondía el teléfono.El padre salió en bicicleta y aunque no se dirigía allí, pasó a ver si algo le sucedía a su hija. La llamó desde afuera y como no contestaba, ingresó y se encontró con la peor escena. Relató que le llamó poderosamente la atención que las persianas estaban levantadas, pero la puerta principal se encontraba con llave y no estaba puesta. Sin embargo, la puerta lateral, por la que habitualmente entraba la mujer, estaba abierta de par en par. Oscar llamó a su esposa por teléfono y ella le avisó a Cristian, por lo que de inmediato llegaron al lugar.


El hombre muy consternado en su relato, expresó: "Yo creí que tenía un hijo más", haciendo referencia a que cuando una hija se casa, no se la pierde, sino que se gana un hijo.

Por otra parte, se le preguntó quién tenía llave de la farmacia, a lo que el hombre respondió que solamente su hija y Bizone.
En cuanto a la relación de su hija con su esposo, Auban aseguró que Cristian era sumamente agresivo con Lorena, la violentaba verbalmente delante de la gente, hasta de ellos mismos. Sin embargo, el hombre especifió que la joven era muy cerrada y no contaba acerca de su vida marital.

Estela Auban: "La trataba rebajándole la moral"

Cuando fue el turno de Estela, la mamá de la farmacéutica, se encontraba muy segura de cada palabra que decía, pues ese momento estuvieron esperándolo por años. La mujer relató que esa mañana temprano, cerca de las 08:00 hs, vio a Lorena pasar en la moto y le levantó la mano, saludándola. Especificó que vio además a Cristian, un poco más tarde salir de su casa como si estuviera hablando por teléfono. Estela destacó que aquél día le llamó poderosamente la atención que Bizone llegara a trabajar tan temprano, ya que aunque su horario de ingreso era a las 09:00 hs, siempre lo hacía entre veinte y treinta minutos más tarde. Ese sábado 23 de junio, como nunca, llegó al minimercado a las 8:50 diciendo que Lorena no le atendía el teléfono de la farmacia ni el celular. Unos minutos después recibió una llamada de su marido desde el negocio de su hija, diciéndole lo que había sucedido.
"Sólo le dije, la Lore, y el salió corriendo sin preguntarme nada", contó la mujer refiriéndose a Bizone

Dentro de todo lo expuesto, la madre de la víctima destacó algunos puntos que le parecieron extraños respecto de su yerno, antes y después de la muerte de su hija. En primera instancia, que nunca le hablaba por teléfono  a Lorena tan temprano y menos para ver qué iban a almorzar, como dijo el viudo, pues quien se encargaba de la cocina era la mamá de Cristian que vivía con el matrimonio. También agregó que Cristian tenía el pelo seco y una mirada, como si hubiese trasnochado, al respecto explicó que el imputado siempre iba con el pelo mojado a trabajar.

Posterior al hecho, Estela contó que comenzaron a notar que era extraña la actitud totalmente fría de Cristian en relación a la muerte de su esposa, pues  en medio del velorio se fue a dormir ,nunca se interiorizó sobre la investigación, tampoco quería ser querellante en el juicio. Además recordó que en una oportunidad anterior, cuando se les perdió una perrita, Bizone movió cielo y tierra para encontrarla, hasta ofrecía recompensa.

En cuanto a la relación del matrimonio, su declaración coincidió con la de Oscar, la mujer dijo: "La trataba rebajándole la moral". Agregó que trataba mal a la mayoría de la gente y a Lorena particularmente la menospreciaba.

La silla por la que pasarán más de 60 testigos

Alejandro Auban: "Durmió gran parte del velorio, nunca se lo vio llorar"

Luego de un breve cuarto intermedio, el hermano menor de Lorena expuso su testimonio en la sala. El joven relató que aquél día él estaba en Córdoba estudiando, junto a su otra hermana Paola, cuando recibieron el llamado de un amigo, diciéndole algo de lo que había sucedido. De inmediato se volvieron a Arroyito. Contó que el domingo siguiente al crimen, a la noche fue junto a Bizone y unos amigos a cerrar con llave la farmacia, ya que la guardia policial iba a ser levantada. Cuando ingresaron al local, Bizone miraba debajo de la cama, en las vitrinas y advirtió que faltaban unas cajas de pastillas viagra. Por otro lado, a Alejandro le extrañó que había cosas de valor como unas cadenitas u otra mercadería y no había sido tocada.

Precisó que la relación matrimonial de su hermana, parecía normal. A su vez agregó que Lorena era una mujer muy reservada y que no hablaba con la familia cosas de su intimidad.

Este joven relató que un tío fue quien recibió la llamada desde Córdoba, informándole que en la terminal habían encontrado un bolso con pertenencias de Lorena. Entre las cosas estaba la cartera de la mujer y un guante de jardinería.

Integrantes de la familia Auban


Respecto a la vida nocturna que su cuñado llevaba, dijo: "Yo cuando podía le recriminaba que cada vez que salía en Arroyito, me lo encontraba en los boliches y en los bailes".

También le molestaba la frialdad de Bizone ante la muerte de Lorena, y expresó: "Durmió gran parte del velorio, nunca se lo vio llorar".

Sonia Auban: "Desde que estuvo con Cristian nos empezamos a distanciar"

La prima de Lorena contó que siempre tuvo una excelente relación con la víctima, hasta que comenzó a salir con Bizone. Precisó que desde chicos, Cristian tuvo fama de mujeriego y agregó que era una persona totalmente burlista, por lo que se fueron distanciando y cada vez se veían con menor frecuencia. "Todo el tiempo la estaba descalificando", dijo Sonia.

Además relató situaciones de agresión verbal de parte de Cristian hacia miembros de su familia.

Estela Bizone: "Él tiene ese modo, siempre está haciendo chistes"

Además de los familiares de Lorena, en la mañana de hoy prestó declaración la hermana de Cristian Bizone, quien en su discurso, por partes algo confuso, intentó defender a su hermano.

La mujer expuso que la relación del matrimonio era buena y que no existía maltrato entre ellos ni tampoco hacia otras personas. Especificó que su familia era muy unida y agregó: "Él tiene ese modo de ser, siempre estaba haciendo chistes, él hablaba en broma".

Dijo que se enteró de lo ocurrido por su hermano, quien se dirigió hasta la casa para contarle lo que había pasado. El Fiscal Pezzano le preguntó si antes de ir hacia su domicilio, Cristian había intentado comunicarse telefónicamente, a lo que ella respondió que no. Con ese interrogante apuntó a dejar en evidencia que Cristian podría haberse dirigido a la farmacia si estaba preocupado porque Lorena no le atendía, pues sólo lo separaban ocho cuadras del local.

Sgto. Hugo Rinaudo: "Le dije varias veces, si querés que esto se esclarezca no toques nada"

El Sargento Rinaudo fue el primer policía que ingresó al lugar del hecho, avisado  de inmediato por el señor Auban. Rinaudo se encontraba en un patrullero a la vuelta de la farmacia y se dirigió rapidamente hacia allí.

Relató lo que vio aquella mañana, dijo que la caja registradora estaba abierta, que también había una vitrina abierta, que el teléfono estaba al revés y que el lugar no presentaba el desorden habitual propio de un robo.

Contó que Bizone llegó a la farmacia, que entraba y salía, y que en un momento dado se puso en cuclillas detrás del cuerpo de Lorena y se lamentaba lo sucedido.
La parte más importante de la declaración del Sargento fue cuando indicó que en varias oportunidades le había dicho al viudo que no toque nada en la escena del crimen, si quería que todo se esclareciera, a lo que Bizone respondió, "ustedes nunca encuentran nada".

Haciendo caso omiso a la advertencia del policía, Cristian golpeó un mueble y después se cortó la mano pegándole a un cartel. Además entraba y salía de la farmacia, por lo que ensució con sangre el piso de un pasillo del lugar.

En la jornada de hoy, se hizo hincapié en el viudo, pues es hasta ahora quien tendría las pruebas más sólidas en su contra. Por parte de Arias, sólo se les preguntó a los testigos si lo conocían, a lo que todos respondieron negativamente. Mañana a las 9 comenzará el tercer día de debate.

Fuente:
               Darioeduardoperez.blogspot.com.ar


Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//06 de Abril, 2012

1º día del Juicio

por jocharras a las 11:10, en Caso Lorena Ahuban

miércoles 21 de marzo de 2012

PRIMER DÍA DEL JUICIO POR LA MUERTE DE LA FARMACÉUTICA

Amaneció gris en la ciudad de San Francisco, el primer día del otoño se hacía notar, con el cielo amenazando una nueva lluvia,  y la temperatura descendiendo notablemente. Adentro de Tribunales el calor no cesó, pues a sala totalmente colmada se daba inicio a la primera jornada del juicio por el asesinato de Lorena.



Pasadas las 9.30, ingresaron los imputados con sus respectivos defensores a la sala, donde ya se encontraban los doce integrantes del jurado popular. A posteriori, entró la prensa y los familiares de la víctima, más el público en general. Entre los presentes, se encontraba Rita Ércole, la mamá de Natalia Vercesi, quien hace menos de un año debió atravesar por la misma situación. La mujer se solidarizó con la familia Auban, con quienes mantenía contacto desde el momento del crimen de su hija.

En primera instancia y tras el ingreso del Tribunal compuesto por el Dr. Requena, el Dr. Ferrero y el Dr. Comes, se procedió a leer la elevación a juicio. Allí se expusieron las causas por las cuales Bizone, Arias y Flores estaban imputados.


Finalizado dicho acto de caracter obligatorio en la primera jornada, el Fiscal de Cámara Víctor Pezzano, encargado de sostener la acusación del Fiscal de Instrucción de Arroyito, Argüello, tomó la palabra. El mismo, puntualizó que no deberán perderse de vista tres aspectos, por un lado las pruebas contra Arias, por otro las pruebas contra Bizone y además, las pruebas que demostrarían el acuerdo de connivencia entre ambos. Por otra parte, se refirió a los tres hechos por los que se imputa a Flores, de encubrimiento en este caso y de falsificación de sellos y resistencia a la autoridad, en otras dos causas diferentes.

                                        Padres de Lorena Ahuban

En última instancia, el Fiscal Pezzano se dirigió a los jurados, pidiéndoles que no estén contaminados con información de los medios y que se atengan a las pruebas que se expondrán en la sala. Finalizó diciendo que es necesario llegar a la VERDAD REAL.

Llegado el momento, tuvo su turno el abogado querellante, representando a la familia Auban. Explicó que durante el juicio se irá comprobando la culpabilidad de los imputados.

Por su parte, los defensores tanto de Arias como de Flores, se dirigieron al jurado popular, con un pedido similar al del Dr. Pezzano.

Imputados en juicio - Flores Alberto (Calmao), Flores (Abogado) y Bizone (marido)

En cuanto al Dr Flores, abogado del viudo, cuando tuvo la palabra indicó que el Fiscal Argüello hizo caso omiso a algunas pruebas. Además destacó que su defendido participó a lo largo de toda la investigación, que quizás de manera "inocente", nunca controló ni buscó a nadie que lo acompañara porque "él no tenía nada que ver". Luego habló a los integrantes del jurado y les pidió que no votaran con el corazón, sino en base a la valoración de las pruebas y los testimonios.


Los imputados, llegado su momento, se abstuvieron de declarar, sin embargo indicaron que si era necesario contestarían preguntas o harían aclaraciones.
Un poco más de una hora duró la primera parte de la jornada inicial, pues luego de un cuarto intermedio, a las 14 se reencontrarían en la ciudad de Arroyito para una inspección judicial en el lugar del hecho. Y en los domicilios de los imputados, para determinar los trayectos. Cabe destacar, que los detenidos no presenciarían tal situación.

Mañana, en la sala comenzarían las declaraciones de los testigos. Seguiremos atentamente lo que transcurra.


Fuente:
               Darioeduardoperez.blogspot.com.ar


Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//06 de Abril, 2012

Carta del viudo

por jocharras a las 11:09, en Caso Lorena Ahuban

CARTA DEL VIUDO DE LORENA PUBLICADA EN LA RED SOCIAL FACEBOOK


Caso Lorena Auban
Cristian Bizone (viudo)
Marzo 2012-
-------------------------------------------


Primero quiero decir gracias a la gente me ha alentado y a las que no, les digo que no hay que hablar sin saber.-

Bueno como todos sabemos, se viene el juicio, el día miércoles 21 de marzo del corriente.-

Quizá a nadie le convenga que yo salga en libertad (autoridades, fiscales, particulares) pero así y todo la fé no la he perdido, y voy a tratar de creer y ver que en este país aún existe la justicia. Será que tengo la tranquilidad de no haber hecho nada y estoy muy seguro de lo que digo.

Tal vez en el transcurso del juicio haya cosas que no estén a mi favor, la prensa me criticará; si estoy gordo porque estoy bien, si estoy flaco porque me cuido, si lloro porque soy falso, sino lloro porque no me importa; etc, etc.

Yo confío en mi abogado; y jueces de San Francisco los cuales creo que realizarán los procedimientos en forma correcta, y buscarán la verdad (verdad y justicia) y si todo sale bien, otras personas tendrán que hacerse cargo ; dejando de lado las amenazas, miedo, etc.-

Quiero la verdad y que pagué el que mató a Lorena, para que ella descanse en paz, y para que Juli y yo podamos arrancar de nuevo nuestras vidas. Olvidarla jamás; ella está en un rincón de nuestro corazón!

Lore fue algo muy lindo que me pasó en la vida y eso no lo hará cambiar nada, ni las rejas de Bouwer. No fui el mejor, ni el peor marido. Lo nuestro será así nuestro, íntimo.

Bueno quiero agradecer a todos los que estuvieron es este momento de mi vida; los cuales actuaron como pilares para que yo siga de pié, y pueda darle para adelante con fuerzas.

Y como no tengo pelos en la lengua quiero decir algo que tal vez resulte hasta vergonzoso, pero encontré mejor gente en Bouwer que en la calle, gente con lealtad.

Me dá bronca haber confiado en la flia Auban, en el Fiscal Sr Arguello, fui muy ingenuo, un tonto realmente; pero si cambio y no confío más en la gente me las voy a cobrar con otros , por eso quiero seguir siendo un tonto confiado y si me defraudan de nuevo halla ellos, Dios sabrá que lugar le toca a cada persona.-

Amigos….ja.. como explicar, cuando te va bien te envidian y cuando te va mal, se alejan. “Dios cuidame de mis amigos que de mis enemigos me encargaré yo”.

Mami me ayudará.


Fuente:
               Darioeduardoperez.blogspot.com.ar


Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//06 de Abril, 2012

Carta de los Papás

por jocharras a las 11:09, en Caso Lorena Ahuban

UN PEDIDO DESESPERADO DE JUSTICIA. Carta de la familia Auban


Fuente:
               Darioeduardoperez.blogspot.com.ar

Palabras claves ,
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//20 de Noviembre, 2010

Lee Harvey Oswald

por jocharras a las 10:40, en Hombres Asesinos
(Nueva Orleans, 1939 - Dallas, 1963) Presunto magnicida estadounidense, acusado del asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy en Dallas (estado de Texas), el 22 de noviembre de 1963.

Huérfano de padre dos meses antes de nacer, Lee Harvey Oswald tuvo una infancia plagada de problemas y complicaciones de todo tipo, cambiando de escuela y residencia muy a menudo, lo que contribuyó a que no tuviera realmente amigos de infancia ni sentara raíces en lugar alguno, situación que vino a complicar el matrimonio efímero y atormentado de su madre. Cuando tan sólo contaba con tres años de edad, fue ingresado en un orfanato, aunque al cabo de pocos meses fue sacado de allí por su madre, con la que, a partir del año 1944, residió en Dallas y, desde 1947, en Fort Worth.


Lee Harvey Oswald

En el mes de agosto de 1952 se mudaron a Nueva York, ciudad en la que sufrió varios trastornos graves en su personalidad que se manifestaron en su inadaptación a la vida escolar. Oswald fue sometido a una profunda observación en el hospital Youth House de Nueva York, cuyos resultados más notorios revelaron en el joven una inteligencia superior a la corriente acompañada de una pobre capacidad emotiva, con tendencias a la evasión y a la soledad. Lee Harvey Oswald empleaba prácticamente todo el día en leer literatura marxista y en ver la televisión. Finalmente, en el año 1954, Oswald regresó a su ciudad natal, donde siguió fracasando en los estudios y contempló la posibilidad de ingresar en el partido comunista de su país.

Nada más cumplir la edad mínima exigida para ingresar en el Ejército de los Estados Unidos, Lee Harvey Oswald abandonó definitivamente los estudios e ingresó en el Marine Corps (Cuerpo de Infantería de Marina). Oswald cumplió casi todo su servicio militar destinado en Japón. En el transcurso del servicio tuvo que comparecer por dos veces ante un tribunal militar. La primera, el 11 de abril de 1958, por haber violado el reglamento que exige a un militar la inscripción de sus armas personales en un registro especial; la segunda, el 18 de junio del mismo año, por graves insultos a un superior.

Lee Harvey Oswald se distinguió como tirador de élite y se especializó en electrónica para uso militar, pero nunca logró ser ascendido de grado, por lo que terminó su servicio como soldado de primera clase, licenciándose por petición propia un año antes del tiempo obligatorio, en septiembre de 1959, alegando que tenía que cuidar de su madre.

Con 1.500 dólares que había ahorrado en su carrera como marine, Oswald realizó un viaje a la Unión Soviética, en octubre de 1959, dispuesto a nacionalizarse en ese país, llevado por sus ideales marxistas. Debido a la negativa de las autoridades soviéticas ante semejante petición, Oswald entró en uno de sus frecuentes procesos depresivos e intentó suicidarse en un hotel de Moscú, el 21 de octubre, cortándose las venas de la mano izquierda.

Las autoridades moscovitas le permitieron la estancia en el país por un tiempo limitado. Oswald trabajó como obrero no especializado en una fábrica de material electrónico en la ciudad de Minks, para acabar contrayendo matrimonio, en abril de 1961, con Marina Nitchilayeva Prusakova, de diecinueve años de edad. Simultáneamente a su nuevo estado civil, Lee Harvey Oswald solicitó a la Embajada estadounidense su repatriación a los Estados Unidos. En junio de 1962 regresó a su país en compañía de su esposa y la hija recién nacida de ambos.

Oswald y su familia se establecieron primeramente en Fort Worth, para, al cabo de pocos meses, establecerse en Dallas, ciudad desde la cual Lee Harvey Oswald comenzó a desarrollar una intensa actividad política en favor del líder revolucionario cubano Fidel Castro. En el mes de marzo de 1963, Lee Harvey Oswald se instaló en Nueva Orleans, y continuó su campaña procastrista con ahínco, hasta el punto de ser arrestado por repartir octavillas en favor de Cuba en lugares públicos de la ciudad y promover graves enfrentamientos con exiliados cubanos. Oswald realizó dos intervenciones radiofónicas en las que se declaró abiertamente marxista y secretario del comité local de una asociación llamada Fair Play for Cuba; más tarde se comprobó que era una invención del propio Oswald.

 

Oswald en una rueda de prensa

A principios del mes de octubre de 1963, Lee Harvey Oswald logró un empleo como bibliotecario en la Texas School Book Depository Co. Durante la última semana de septiembre, Oswald hizo un misterioso viaje a México donde, como lo prueba una carta autógrafa suya, fechada el 9 de noviembre, se puso en contacto con miembros de la Embajada de la URSS.

Según los datos publicados en septiembre de 1964 por la Comisión Warren, presidida por el senador del mismo nombre para investigar las responsabilidades políticas del magnicidio, Lee Harvey Oswald disparó contra la comitiva presidencial desde la sexta planta de la biblioteca en la que trabajaba, sin que se hallasen indicios de la existencia de conjurados. Siguiendo el informe de dicha comisión, Lee Harvey Oswald dio muerte, unos cuarenta y cinco minutos más tarde, al agente de policía J. D. Tippin, tras lo cual acabó siendo detenido por varios agentes del FBI cuando se encontraba en medio de la proyección de una película en un cine próximo al lugar del atentado.

Dos días más tarde, Lee Harvey Oswald recibió un disparo a bocajarro del dueño de un club nocturno de Dallas llamado Jack Ruby, el cual fue inmediatamente detenido por policía. Gravemente herido en el estómago, Oswald fue trasladado a un hospital, donde falleció pocas horas después. Con ello desaparecía un testigo fundamental para esclarecer la responsabilidad del asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy.

 

Jack Ruby dispara contra Oswald

A pesar de que la administración estadounidense presidida por el anterior vicepresidente Lyndon B. Johnson intentó dar carpetazo al caso y cerrar las investigaciones, lo cierto es que el polémico Informe de la Comisión Warren fue puesto en duda por gran parte de la prensa del país y de los analistas políticos, especialmente en lo relativo a la participación en solitario de Lee Harvey Oswald en el asesinato, hasta el punto de que, en el año 1979, un Comité de la Cámara de Representantes reconoció la posibilidad de que estuviera involucrado un segundo francotirador en el asesinato, admitiendo implícitamente la posible existencia de una conspiración para acabar con la vida de  John Kennedy

Palabras claves , ,
2 Comentarios  ·  Recomendar
 
//20 de Noviembre, 2010

Josef Mengele el " El Ángel de la Muerte "

por jocharras a las 10:42, en Hombres Asesinos

Josef Mengele el " El Ángel de la Muerte "

    Nació en una respetada familia católica bávara. Amaba el arte y la música, e hizo el juramento hipocrático de sanar a los enfermos y de no entrar a una casa sino para sanar a sus pacientes. Eso fue lo que juró. Lo que hizo: torturar, deshumanizar y masacrar. El Doctor Mengele envió a cientos de miles de inocentes a la muerte en los campos de concentración nazi, donde era conocido como "El Ángel de la Muerte". ¿Qué sistema social, jurídico y político pudo crear a un hombre como Josef Mengele? Un médico responsable de seleccionar a miles de judíos para primero experimentar y luego exterminarlos en los campos de concentración de Auschwitz . Un hombre que realizaba los más dolorosos experimentos sobre gemelos, con la esperanza de descubrir el secreto de los nacimientos múltiples, para así crear genéticamente la Súper Raza Aria que dominaría al mundo durante los mil años que, según Hitler, duraría el Reich.

    Para tratar de comprender la personalidad de Mengele y develar sus malignos impulsos, debemos ver cómo era el mundo el 11 de marzo de 1911, día en que nacía el Ángel de la Muerte Josef Mengele, el médico macabro de Auschwitz .

    La Alemania que vio nacer a Josef se encontraba al filo de la Gran Guerra de 1914. Mientras su padre Karl prestaba servicio militar en el frente, su madre Volgoria controlaba el negocio familiar de venta de implementos agrícolas, y criaba a sus tres hijos: Josef, Karl y Hallois.

    La guerra terminó en 1918 con la derrota de Alemania y el humillante Tratado de Versalles, que redujo el territorio y el poderío militar germano. Pero la ética germana para el trabajo no se extinguió, y en pocos meses Alemania era una nueva nación. Karl Mengele regresó a reconstruir su empresa en Gÿinzburg, e hizo de ella la más grande en la región, y a su familia una de las más respetadas en Bavaria. Aún hoy se los respeta, a pesar del infame criminal de Auschwitz .

    Karl Mengele pasaba poco tiempo en la gerencia de su planta, sus horas transcurrían en el laboratorio, inventando máquinas que permitieran automatizar todas las labores agrícolas. En cierta forma compartía con su primogénito el gusto por la investigación, quien la pondría en práctica años más tarde en los campos de Auschwitz , inclinado sobre los microscopios, silbando una tonada familiar, y perdido en la macabra pasión de su proyecto de investigación.

Un buen estudiante.

    En la década del ‘20, Alemania era el centro cultural y artístico del mundo. La medicina y la música florecían y Berlín era considerada una de las ciudades más refinadas, sobrepasando incluso a París. Nuevos conceptos sobre la evolución de la raza humana se discutían. Las teorías de Darwin eran contrastadas con los nuevos descubrimientos y una nueva ciencia causaba revuelo: era la EUGENIA o EUGENESIA: el estudio de los cruces genéticos.

    Ese ambiente sería de extrema importancia en la vida posterior de Mengele. Desde joven supo que el negocio familiar no era para él. "El padre de Mengele era de duro carácter. Cuando llegaba a la fábrica lo hacía gritando. Era una persona muy dura. Y su madre estaba hecha con el mismo molde. Era una devota católica, piadosa, aunque muy recta de carácter y de dura disciplina. Mengele siempre tuvo el impulso por hacer algo muy especial, para probarse y superarse a sí mismo. No tenía amor ni calor hogareño. Un ex compañero de escuela recordaba que desde aquellos tiempos, Mengele decía que debía hacer algo especial, que definitivamente pruebe su capacidad académica" (Gerald Astor, actor y autor del libro "El último nazi").

    La familia Mengele tenía cuantiosos recursos, y su fábrica empleaba a 1.200 personas. Josef Mengele asistió a una escuela pública, y posteriormente al Gymnasyum, destinado a quienes tenían aspiraciones académicas. "Era un estudiante brillante y extraordinariamente ambicioso. Siempre intentaba hacer algo fuera de lo común, para ser un gran científico" (Julius Disbach, ex compañero de clases de Mengele). Otro amigo de esa época lo describió como agresivo y muy patriótico.

    En 1930, Mengele ingresó a la Universidad de Münich, ciudad que se convertiría en un centro de la agitación política. Allí, fue impactado por un discurso de Hitler sobre la superioridad de la raza germana. En esos tiempos muchos estudiantes se unieron al movimiento nazi. La "herencia" y la "eugenia" eran términos aplicados normalmente por la comunidad científica, que en su mayoría apoyaba a Hitler y a su concepto místico del pueblo alemán, pueblo que no podía florecer si parásitos como los judíos, gitanos y otros, los contaminaban. El antisemitismo ganaba impulso y la comunidad científica parecía estar de acuerdo. Pureza hereditaria, eutanasia, esterilización de los indeseables y superioridad racial mediante la eugenesia, ocupaban a la comunidad científica. La eugenesia se convirtió en una palabra sagrada. Este término fue creado por el primo de Charles Darwin, Francis Caultin en 1833, y literalmente significa "buenos genes". El propósito de Caultin, basado en sus estudios sobre mejoramiento de animales, era aplicar estos conocimientos para mejorar la raza humana, para una mejor sociedad, con gente más exitosa: gente superior. Aunque no hubiera sido su intención, Caultin sembró una de las semillas fundamentales del Holocausto, con un siglo de anticipación.

    Nadie abrazó esta idea con mayor pasión que Mengele. En 1934 se unió al Partido Nazi, pero siguió con sus estudios y recibió el Doctorado en Filosofía, para luego aprobar los exámenes de ingreso a Medicina. Se trasladó a la Universidad de Frankfurt y comenzó a investigar en el Instituto de Herencia Biológica e Higiene Racial bajo la tutela del doctor Ottmar von Verschuer, ardiente nazi y especialista en la ciencia eugenésica, mediante la cual se crearía la raza superior. Durante esta época, Mengele publicó un buen artículo sobre la genética y los niños, y al igual que su mentor, se concentraba en el estudio de los gemelos. En el sudeste de Polonia, las puertas de los campos de concentración de Auschwitz  llamaban a Mengele. Allí, el científico encontraría gemelos en abundancia, quienes no tendrían otra opción más que participar en sus mortales experimentos genéticos. Pero Auschwitz  es el final de un largo camino, y varios años habrán de transcurrir hasta que Mengele se convierta en el Ángel de la Muerte para más de 4.000 hombres, mujeres y niños indefensos.

El sagrado juramento

    La transición de la magia a la Ciencia de la Medicina fue un proceso gradual que duró siglos. La medicina era el arte de la curación en la antigua Grecia, y era celebrada por los griegos con el juramento de Hipócrates, Padre de la Medicina. Este juramento ha llegado a nuestros días, y es pronunciado por todo nuevo médico: "El régimen que adopto será para el bien de mis pacientes, y no para su perjuicio. No administraré drogas a ningún paciente ni entraré a casa alguna, sino para beneficio de los enfermos". Es difícil imaginar que Mengele alguna vez haya pronunciado estas palabras. Pero sí hizo el juramento, que era reverenciado por los médicos alemanes, a pesar de contradecirse con su antisemitismo. Una extraña dualidad existía en la Alemania Nazi.

Héroe nacional

    Josef Mengele se hizo miembro del cuerpo de elite Waffen SS, una organización que exigía pureza racial en sus miembros, cónyuges y familiares, preferiblemente hasta la 4° generación. Mengele se había enamorado de Irenna Schumbaimm, de quien más tarde afirmaría: "Era hermosa y bien educada... fue el amor de mi vida". Cuando él decidió casarse con Irenna, hubo un interrogante acerca de sus antepasados, porque uno de ellos fue hijo extramatrimonial y había dudas acerca de sus ancestros. Mengele debió redactar documentos afirmando que no existían rastros de impurezas raciales ni sangre judía, algo que sería un pecado imperdonable para un oficial nazi de su jerarquía, proveniente de una familia aria pura, y además católica. Por otra parte Irenna provenía de una familia luterana. Todo esto hacía su situación extremadamente incómoda. ¿Quién hubiera pensado que el novio, cuyo atractivo aspecto ario sólo era afectado por la separación de sus dientes incisivos, se convertiría en el nazi más buscado y esquivo de la historia, con una recompensa total de US$ 3,4 millones por su cabeza, por crímenes contra la humanidad?

Mengele terminó el servicio militar obligatorio con su grupo de elite SS en los Alpes Tiroleses. Volvió a sus estudios en Frankfurt, donde vivía junto a Irenna en una hermosa casa cerca del río Main. En septiembre de 1939 comenzaba la Blitzkrieg y Polonia caía en manos de Alemania en menos de un mes. Mientras la guerra se desarrollaba a favor de los nazis, Mengele permaneció con Irenna concentrado en su investigación biológica. Pero cuando la guerra se extendió a dos frentes, con el ataque sobre Rusia, Mengele y su unidad fueron movilizados al frente oriental; poco después fue herido en combate, por lo que le otorgaron condecoraciones y se convirtió en un héroe nazi. ¡Un doctor condecorado por valor en combate, con todo lo que ello significa! Mengele recibió, además de las condecoraciones normales por servicio en el frente ruso, la Cruz de Hierro en Primer Grado, y luego la Cruz de Hierro en Segundo Grado: un honor al que muy pocos accedían.

Auschwitz

    Cuando las heridas de Mengele sanaron fue declarado no apto para combate. Por ello, se ofreció voluntariamente como médico de campamento: es decir como médico en los campos de concentración. ¿Por qué querría alguien con tan elevadas calificaciones y antecedentes, ir a un sitio como Auschwitz ? "Porque él buscaba "zwillingen" (gemelos) para sus experimentos y tendría a numerosos de ellos y hasta se podía dar el lujo de matarlos. Allí, desde el principio, dispuso de 226 gemelos, con edades entre 2 y 18 años. Y podía hacer lo que quisiera con ellos." (Michael Barembaum, médico, director del US Memorial Museum).

    Una de las asignaciones de los médicos de campamento era recibir los trenes cargados con judíos. Estos doctores tenían un poder terrorífico: podían decidir instantáneamente si un prisionero iba a la muerte en la cámara de gas, si se lo destinaba a experimentos, o si iba a trabajos forzados. La mayoría de los alemanes llamaba a Auschwitz  "Anus Mundi" o "ano del mundo", pero para el Ángel de la Muerte era su paraíso de investigación. En muy poco tiempo, se haría famoso por descubrir los secretos de la vida. Y los trenes seguían llegando. Mengele era uno de los pocos médicos de campamento que podía llevar a cabo la tarea de selección a sangre fría, siempre en busca de gemelos.

    Eva Mozes Kor, sobreviviente de Auschwitz  relata "Cuando el tren se detuvo, escuchamos a muchos nazis dando órdenes afuera. Envolviendo al campo había enormes muros con alambres de púas. Todo allí era de un color tétrico. Uno debía obedecer inmediatamente las órdenes o moría. Debía ser instantáneo, como un flash. Ello decidiría entre la vida en el campo o la muerte en las cámaras de gas. Mi madre nos sostenía a mí y a Miriam, mi hermana gemela de las manos. Nosotras nos quedamos congeladas en ese lugar. Mi madre no nos soltó. Mi padre y mis otros hermanos desaparecieron en la multitud, y jamás los volvimos a ver... De pronto, apareció Mengele gritando en alemán "¡zwillingen, zwillingen!", es decir "¡gemelos, gemelos!". Se detuvo frente a nosotras y mirándonos a mi hermana y a mí, preguntó si éramos gemelas. Mi madre no sabía qué decir; sólo atinó a preguntar: "¿es eso bueno?" Allí, un oficial SS ordenó: "¡responda por sí o no!". Y mi pobre madre dijo "sí, son gemelas". Mi madre fue enviada en una dirección, y nosotras en la dirección opuesta. Cuando me di vuelta, la vi por última vez, extendiendo sus brazos hacia nosotras..."

    Eva Mozes Kor jamás volvería a ver a su madre, y la colección de conejillos de india de Mengele seguía creciendo. Regularmente enviaba los resultados de sus trabajos al Instituto Kaiser Willheim de Berlín, a su maestro von Verschuer. Mengele luchaba contra el reloj para descubrir los secretos que permitieran crear una raza aria pura, mientras la marea de la guerra se volvía adversa a Alemania.

Ciencia al servicio del odio

    El interés de Mengele en el genotipo humano rubio de ojos azules es curioso, pues ni él ni sus superiores respondían a esa descripción. Mengele estaba fascinado por los ojos azules, y se decía que tenía una colección de ellos en las paredes de su oficina, similar a una colección de mariposas. Constantemente trataba de cambiar el color de los ojos de los niños.

    ¿Por qué podría alguien querer cambiar el color de los ojos? ¿Qué hacía tan especial a los ojos azules? Mengele intentaba responder mediante sus experimentos eugenésicos, ¿Por qué la "raza superior aria" presentaba más cantidad de personas con ojos azules, que con ojos de otros colores característicos de las razas inferiores? Para resolver el intrincado rompecabezas genético Mengele tendría un poder de decisión absoluto: podía hacer lo que quisiera.

Personificación del Demonio Nazi

    Las investigaciones de Mengele tenían un fin claramente demarcado: lograr la absoluta perfección de la raza aria y asegurar su reproducción. Es por ello que intentaba descifrar los secretos de los nacimientos múltiples. Cuando se sabía que tocaba el turno de las rondas de Mengele, la tensión invadía por igual a prisioneros, guardias y doctores de la SS. Todo el mundo se aterrorizaba cuando comenzaba a revisar a los recién llegados, en su frenética búsqueda de gemelos. Cuando él llegaba con su terrible voz, los guardias nazis se aterrorizaban, y eso aterrorizaba aún más a los judíos. Mengele siempre se presentaba con su uniforme impecable y sus botas de cuero perfectamente lustradas, muy elegante, como un caballero refinado y aristocrático, caminando como si fuera dueño del universo, absolutamente seguro de sí mismo, mirando a los ojos a cada uno de los recién llegados. "Lo veíamos vestido inmaculadamente, con un par de guantes de cuero en una de sus manos, y con un pequeño látigo para cabalgar en la otra. La relación entre "sujetos" y "amo" es muy difícil de explicar, y aún luego de haberla vivido, no puedo explicarla" (Eva Mozes Kor).

    Mengele sabía el efecto que causaba en las mujeres, y calculaba perfectamente sus ademanes para lograr el resultado deseado. GiSSela Weird, una doctora judía prisionera, recuerda: "Mengele se deleitaba presentándose ante nosotras, exquisitamente perfumado... tan elegante y atractivo... Vestía hermosas camisas de color azul. Muchas mujeres decían: “me encantaría pasar la noche con él”. Era su forma de hacernos enloquecer: se debe estar loco para respirar el humo de los crematorios, y seguir viendo en él a un hombre tan atractivo como para pasar la noche".

    En otras ocasiones, su lado oscuro surgía descontrolado. Un sobreviviente lo recuerda ejecutando a un joven de 17 años, por robar carbón. Mengele le disparó en ambas rodillas, luego lo tomó del cabello y le disparó en la cabeza. "Robar está prohibido, y ustedes deben respetar las reglas de este lugar" dijo, para luego salir caminando como si nada hubiera ocurrido.

    A excepción de ocasionales visitas, Irenna Mengele no convivía con su esposo. Auschwitz  era muy poco cosmopolita para ella, por lo que es dudoso que conociera cabalmente lo que ocurría, como así también que Mengele le hubiera sido fiel durante su estadía en el campo. "Mengele gustaba seleccionar las más bellas mujeres judías para pasar sus horas libres. Las hacía pasar una bella noche, tocando el piano. Pero en todos los casos, por la mañana, las mataba" (Siegfried Halbreich, sobreviviente). Mengele era un excelente pianista. Incluso se conoce una grabación suya, cantando y tocando. A menudo, tocaba para los invitados, mientras las notas se paseaban, macabras, por el campo, hasta el amanecer.

    ¿Estaba Mengele loco, o sufría otro desorden mental? ¿Acaso la búsqueda de los secretos genéticos humanos, destruyeron todos los restos de conciencia en él? Las opiniones varían, pero algo es seguro: Josef Mengele fue la personificación del peor demonio. Se convirtió en un verdadero símbolo del terror nazi. Es absolutamente imposible leer la acusación hecha contra él en la ex Alemania Oriental, que describe cabalmente sus atrocidades, sin siquiera dejar caer una lágrima. "Fuimos completamente sobrepasados por su monstruosidad" (Eli M. Rosenbaum, director de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia del Gobierno de los Estados Unidos). Lo más importante es ver que su mente operaba como la de un científico, concentrándose en sus estudios y experimentaba dejando de lado los sentimientos. "Realmente no pienso que Mengele tuviera remordimientos por lo que hacía. Pienso que en su mente de científico, justificaba lo que hacía. El nos inyectaba hasta cinco inyecciones juntas, para ver qué pasaba. Muchas veces uno simplemente se moría. No teníamos idea de qué eran esas inyecciones" (Eva Mozes Kor). Mengele inyectaba en las venas toda clase de substancias, como fenoles, cloroformo, nafta, insecticidas... Algunas veces, directamente en el corazón. El mataba a los objetos de sus experimentos para hacerles autopsias. Hacía vivisecciones, para estudiar los límites de resistencia a los traumas y el dolor en los seres humanos. Una vivisección, es lo mismo a hacer la autopsia en un ser vivo. De más está decir que lo hacía con la persona consciente y sin anestesia... Obviamente, nadie sobrevivía. De esta forma, los experimentos de Mengele cobraron hasta 60 víctimas diarias.

    Demente o no, los experimentos de Mengele llegaron a su fin. El invierno se acercaba y el Ejército Rojo avanzaba hacia el campo de muerte. El 26 de noviembre de 1944, Einrich Himmler, máximo jefe de las SS, telegrafió a todos los Comandantes de Campo ordenando suspender las muertes. Así comenzaría la huida de Mengele, desde Auschwitz  hacia una vida de constante tortura.

Últimos servicios al Führer

    Antes del desmantelamiento del campamento, Mengele hizo su selección final, enviando a 461, de un total de 509 prisioneros recién llegados, a una muerte instantánea. Fue su último servicio en Auschwitz . Con el sonido de los cañones rusos cada vez más fuertes, Mengele reunió sus registros y anotaciones, y el 18 de enero de 1945, el Ángel de la Muerte desapareció para siempre.

    "Los experimentos duraron hasta el momento mismo en que se dio la orden a todos los nazis, de abandonar el campo. Esa fue la última vez que vi a Mengele" (Eva Mozes Kor). Así comenzó uno de los más grandes movimientos evasivos de la historia.

Constante huida

    Mengele dejó su uniforme de oficial de la SS, y vistió el de oficial de la Wehrmatch (ejército alemán) y se dirigió a una unidad hospital que iba hacia el sur. Cuando finalmente, en mayo de 1945 Alemania capituló, Mengele terminó en dos campos de prisioneros de los aliados, ignorado por sus captores. Ello se debió a que él había pasado por alto muchos de los trámites necesarios para ser parte de las SS. Esos trámites, capturados por los oficiales aliados de Estados Unidos, eran utilizados para determinar qué sujeto era arrestado en forma automática. No hay documento que explique por qué Mengele carecía del tatuaje obligatorio de oficial de las SS, que se hacía en la parte interior del brazo izquierdo, dos pulgadas por debajo de la axila. Antiguos doctores de las SS, confirmaron que no estaba tatuado. Otro de los elementos que jugó a su favor fue la urgencia con que los aliados liberaron a millones de prisioneros de guerra alemanes. Mengele se retiró calladamente entre la multitud, usando un nombre falso, y con la ayuda de su familia trabajó en una granja de la zona de Rosenheimm, cercana a su ciudad natal de Gÿinzburg. Entre 1945 y 1949, fue visitado varias veces por Irenna. Ella no estaba feliz con la situación, aún cuando en 1942 dio a luz un hijo de Mengele, producto de una de sus visitas a Auschwitz .

    Las listas de criminales de guerra circulaban por la República Federal de Alemania y los doctores y oficiales de las SS estaban siendo juzgados. Mengele estaba atemorizado y pidió a Irenna que huyera del país con él. Irenna se negó. Decepcionado pero resuelto, huyó a Italia en 1949; poco después abordó un buque que lo llevó a Buenos Aires. En Argentina se sentiría seguro, gracias a una organización secreta conocida como ODESSA, encargada de otorgar salvoconductos a antiguos oficiales SS. La presencia de comunidades alemanas ofrecía confianza, y ciertas zonas de Argentina le recordaban las montañas de su Baviera nativa. Mengele se sentía como en casa, en su residencia en la zona de Florida, en Buenos Aires, viviendo bajo el nombre de Helmut Gregor. Más tarde en la década del ‘50, consideró que la caza de criminales de guerra había terminado, y comenzó a decir su nombre. Incluso, habría llegado a obtener la nacionalidad Argentina. Inició una compañía de implementos agrícolas con su verdadero nombre... ¡Hasta figuró en la guía telefónica!

    Su padre lo visitó y le informó que Irenna demandaba el divorcio, a lo que él accedió. ¿Qué otra cosa podría hacer? Era sólo una formalidad. Irenna tendría su libertad y él seguiría adelante con su vida en Argentina. Tiempo después su abogado le informó que el Gobierno alemán había mandado cartas al Gobierno argentino, solicitando la extradición de nazis. Mengele cayó en pánico. Con la ayuda de ODESSA huyó al Paraguay, donde tramitó su ciudadanía. Bajo las leyes Paraguayas ya no podía ser extraditado. En aquellos tiempos, este país era gobernado por el dictador Alfredo StroeSSner, descendiente de alemanes y admirador de los nazis. Seguro, aunque intranquilo, Mengele se dejaba ver en las calles de Asunción.

    En 1960, en Argentina tuvo lugar el secuestro de "Otto" Eichmann, a manos de un comando de la policía secreta israelí. Eichmann estuvo a cargo de la sección judía de la Gestapo y de los traslados a los campos de concentración. En Paraguay, Mengele ya no se sentía seguro, e incluso antes de enterarse de la noticia, se ocultó aún más. El MOSSAD, servicio secreto israelí y creador intelectual del secuestro de Eichmann, estaba tras sus huellas. En aquellos días, era un hecho público que perseguían a otros jerarcas nazis, por lo que Mengele debió huir... el juicio de Eichmann hacía eco en sus oídos...

    Eichmann fue sentenciado a la horca, y Mengele sintió también la soga en su cuello. Por ello, decidió viajar al Brasil, donde se ocultaría durante el resto de su vida, ya no como el Ángel de la Muerte, sino como un hombre atemorizado, solitario y fugitivo. Cuando llegó a Brasil en la década del ‘60, su vida se disuelve. Durante los siguientes años se reportaron varias apariciones. Fuentes confiables como el Departamento de Estado de USA, el Centro Simón WeiSSenthal y el MOSSAD israelí identificaron a Mengele en lugares y estilos de vida aparentemente contradictorios con su historia, con documentos falsos, bajo nombres como José Mengele, Helmut Gregor, o Wölgang Gërhard, con la ayuda y protección del as de la Luftwaffe, Hans Lücklobe, líder de la ODESSA que también había ayudado a otros nazis como KlauSS Altmann o "Barbie". Dos novelas se basaron en Mengele: "Los niños del Brasil" y "Hombre maratón", ambas llevadas al cine, aumentando su reputación a proporciones míticas e interfiriendo con la búsqueda que llevaban a cabo los Gobiernos de Alemania, Estados Unidos e Israel.

Impunidad

    Las recompensas ofrecidas por Alemania, el Centro Weisenthal e Israel para su captura, sumaban US$ 3,4 millones, cifra que hoy en día debiera ser multiplicada por doce, una suma impresionante, pero que no dio resultados. En junio de 1985, la noticia del descubrimiento de la tumba de Wölfgang Gërhard recorrió al mundo. Los restos que habían permanecido bajo tierra desde 1979 fueron exhumados. El equipo forense concluyó que eran los restos de Josef Mengele, el nazi más buscado desde la Segunda Guerra. Si esto era cierto, ¿cómo fue su vida desde su huida del Paraguay en 1960, hasta su presunta muerte en 1979? En Brasil fue puesto en contacto con refugiados bávaros, todos ex pertenecientes al movimiento nazi que se habían refugiado en Brasil luego de la guerra. Ellos se alegraron al encontrar a Mengele en la frontera, donde lo instruyeron sobre su nueva "identidad". Se disfrazó como un suizo de apellido Stammer, comerciante de implementos agrícolas. Una familia adoptiva que verdaderamente llevaba el apellido Stammer, lo estaría esperando. Además, fue entrenado para mantenerse anónimo, ocultarse y a quiénes recurrir si alguien intentara detenerlo.

    Mengele pasó dieciséis años viviendo con los Stammer en una granja cercana a Sâo Paulo, adquirida por la firma alemana Mengele. En 1976 la convivencia con sus familiares adoptivos se tornó imposible, por lo que solicitó una nueva familia. Peter y Geza BoSSert se ofrecieron para acoger a Mengele en su hogar, donde permaneció hasta su muerte. Según testigos, Mengele pasaba sus horas construyendo botes y jugando con los hijos de sus anfitriones. Su temor a ser atrapado crecía, y siempre dormía en su pequeña y oscura habitación, con una pistola al alcance. En 1976 recibió la visita de su hijo Rolf, quien luego declararía para una revista alemana "Mi padre asegura que nunca hizo algo incorrecto en Auschwitz . Dice que sólo seleccionaba prisioneros para trabajar, y nada más. Odio lo que hizo, pero es mi padre, y quiero creer en él".

Su muerte

    Según la evidencia descubierta en 1985, 1979 sería un año marcado en la vida de Mengele. "En 1979 fue invitado a pasar un día de playa, a 50 millas de Sao Paulo. Mengele se introdujo en el mar, hasta que el agua alcanzó sus rodillas. En ese momento desapareció. Sufrió un ataque cardíaco, cayó al agua y se ahogó. Cuando fue llevado a la playa, y a pesar de los esfuerzos, no pudo ser resucitado". Geza BoSSert hizo los arreglos para que Mengele fuera enterrado en el cementerio de Ambu, bajo una lápida que lleva el nombre de Wölfgang Gërhard, y allí permaneció hasta su exhumación en 1985.

    Expertos forenses de Estados Unidos, Alemania e Israel se encargaron de las investigaciones. Se enviaron muestras óseas a Inglaterra, donde existen bancos de datos para su comparación. Esa comparación se retrasó muchos años debido a que la ex esposa de Mengele, Irenna, y su hijo Rolf, se negaban a dar muestras de sangre. "Fue allí que decidí ir a Alemania con mi hermana gemela, y durante tres semanas protestamos frente a la fábrica Mengele. Yo simplemente dije: ¡nosotros entregamos la sangre de millones en Auschwitz ! ¡Cómo pueden negarse a dar una simple gota, para el estudio de la verdad!" (Eva Mozes Kor). Finalmente las autoridades alemanas presionaron a Rolf y a su madre, y se obtuvieron las muestras requeridas. El examen de ADN dió un resultado: el hombre sepultado en Ambu, Brasil, fue el padre biológico de Rolf Mengele.

    En 1992, el Departamento de Justicia, cumpliendo con una solicitud del Departamento de Estado de los Estados Unidos, publicó dos grandes volúmenes titulados "En cuanto al tema Josef Mengele". El informe concluía que Estados Unidos nunca tuvo relaciones con Mengele, y que las investigaciones forenses determinaban que los restos exhumados en Brasil, correspondían a Mengele. Los gobiernos de Alemania e Israel estuvieron de acuerdo con el informe. Otro extracto del informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos de 1992, concluye con que el hecho que el Ángel de la Muerte haya sido capaz de perpetrar sus crímenes, para luego morir familiarmente como un anciano en Brasil, evidencia de una enorme conspiración para la impunidad.

    A pesar de todo ello, muchas de las víctimas o sus descendientes quedaron inconformes con la forma de la muerte, e incluso con la veracidad de la misma. "La muerte de Mengele no se condice con el sentido de justicia. Si pensamos que murió, quisiéramos que haya muerto de cáncer u otra enfermedad, muy lentamente, órgano por órgano, y sólo luego de una muy larga y dolorosa agonía. Sin embargo, y aunque hubiera estado consciente durante el ataque cardíaco, su muerte se habría consumado en sólo dos o tres minutos. La muerte fue terriblemente benévola con él, e injusta con nosotros" (Michael Rosembaum).

    La doctora GiSSela Weird, sobreviviente de Auschwitz , quien hizo sus estudios de medicina en la Alemania de preguerra, afirmó: "Sé que todos los estudiantes de medicina realizan el juramento de Hipócrates. Es como una página de la Biblia que Mengele ensució". De hecho, alguna vez Mengele pronunció las palabras sagradas del juramento hipocrático: "Si cumplo acabadamente con este juramento, ganaré para siempre reputación entre los hombres, por mi vida y mi arte. Si lo transgredo, que lo opuesto recaiga sobre mí". En cierta forma, su juramento se ha cumplido: el Ángel de la Muerte, demonio-médico de Auschwitz , es un sinónimo universal de muerte y genocidio.

 

Palabras claves , , ,
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//20 de Noviembre, 2010

Aribert Ferdinand Heim

por jocharras a las 10:44, en Hombres Asesinos
Los silenciosos pasos del Doctor Muerte
un despiadado médico nazi


5b415a0a74765006f122f979f487f751
Un viejo maletín encontrado en Egipto acaba de revelar el rastro perdido durante 47 años de Aribert Heim, miembro de la SS de Hitler y acusado de cometer asesinatos y horrendas atrocidades contra miles de prisioneros. 

El alemán atlético y de una estatura imponente que los habitantes de El Cairo conocían como Tarek Hussein Farid mantuvo hasta en la vejez la disciplina de caminar unos quince minutos diarios por las bulliciosas calles de la capital egipcia. Caminaba hasta la famosa mezquita Al Azhar, donde se había convertido al Islam, y hasta el Café J. Groppi, en el centro, donde encargaba tortas de chocolate para sus amigos y compraba bombones para los hijos de éstos, que lo llamaba tío Tarek.

Amigos y conocidos de Egipto también lo recuerdan como un ávido fotógrafo aficionado que casi siempre llevaba una cámara colgada del cuello, pero nunca permitía que lo fotografiaran. Tenía buenos motivos para ello: el tío Tarek se llamaba Aribert Ferdinand Heim; miembro de las Waffen-SS de Hitler y médico de los campos de concentración de Buchenwald, Sachsenhausen y Mauthausen. El tío Tarek era el Doctor Muerte.

Fue tras los muros grises de piedra de Mauthausen, en su Austria natal, que el Heim cometió atrocidades contra centenares de judíos y otros prisioneros que le valieron ese temible apodo y la condición de criminal de guerra nazi más buscado del Centro Simon Wiesenthal, donde pensaban que seguía en libertad.

En el prontuario del doctor Heim figuran operaciones a prisioneros sin anestesia. También se lo acusa de extirpar órganos a personas con buena salud para luego dejarlas morir en la mesa de operaciones; de inyectar veneno -y en ocasiones nafta- en el corazón de otras víctimas y de conservar algunos de sus cráneos como souvenir. Luego de vivir bajo el radar de los cazadores de nazis durante más de diez años después de la Segunda Guerra -buena parte de los mismos en el balneario alemán de Baden-Baden, donde tenía esposa, dos hijos y un consultorio de ginecología-, logró escapar cuando sus cazadores lo tenían casi cercado. Fue en 1962.

Su escondite, así como su muerte en 1992, fue uno de los mayores secretos hasta ahora.

En Alemania e Israel, los investigadores dijeron una y otra vez que pensaban que Heim estaba vivo y oculto en América Latina, cerca de Chile donde vivía una presunta hija natural. Testigos de Finlandia hasta Vietnam y desde Arabia Saudita hasta Argentina mandaron datos sobre su posible paradero.

Un maletín polvoriento con cierres rojos, que permanecía guardado y casi olvidado en El Cairo, reveló el itinerario del Doctor Muerte a Oriente Medio. El diario The New York Times y el canal de televisión alemán ZDF obtuvieron el maletín de manos de la familia Doma, los propietarios del hotel donde vivía Heim. La documentación que había en su interior cuenta la historia de su vida y su muerte en Egipto.

El maletín es, en realidad, un archivo de páginas amarillentas -algunas en sobres que aún estaban sellados-. Guardaba cartas; la historia clínica de Heim; su documentación financiera y un artículo subrayado de una revista alemana sobre su propia búsqueda y su juicio en ausencia. Hay hasta dibujos de soldados y trenes que hicieron los hijos que había dejado en Alemania. Algunos documentos llevan el nombre de Heim, otros el de Farid, pero muchos de los últimos, al igual que una solicitud de residencia en Egipto bajo el nombre de Tarek Hussein Farid, tienen la misma fecha de nacimiento -28 de junio de 1914- y el mismo lugar de origen -Radkersburg, Austria- que corresponden al Heim.

Si bien ninguno de los diez amigos de El Cairo que identificaron una fotografía del Heim conocía su verdadera identidad, sí dieron indicios de que podía tratarse de un fugitivo. "Lo que me decía mi padre es que parecían buscarlo, tal vez los judíos, y que se había refugiado en El Cairo", dijo Tarek Abdelmoneim el Rifai, hijo de Abdelmoneim el Rifai, de 88 años, dentista y buen amigo de Heim.

La copia de un certificado de defunción egipcio confirmó las versiones de testigos de que el hombre llamado Tarek Hussein Farid murió en 1992. "Tarek Hussein Farid es el nombre que mi padre adoptó cuando se convirtió al Islam", dijo su hijo Rüdiger Heim. En una entrevista en su casa de Baden-Baden, Heim hijo (53) admitió públicamente por primera vez que estuvo con su padre en Egipto cuando éste murió de un cáncer de recto. "Fue durante las Olimpíadas. En la habitación había un televisor. Eso lo distraía", dijo Heim, que es alto como el padre, tiene un rostro largo y melancólico y habla con suavidad. Aribert Heim murió el día después de la final de las Olimpíadas, el 10 de agosto de 1992, según su hijo y el certificado de defunción.

Heim hijo explicó que un tío le había dicho el paradero de su padre. Explicó que no había revelado nada porque no quería crearles problemas a los amigos de su padre en Egipto. Pero a pesar de las pruebas de que el Doctor Muerte vivió en Egipto, es imposible cerrar el caso: el lugar donde está enterrado sigue siendo un misterio.

Su muerte sería un hito significativo para cacería apasionada y en ocasiones polémica de criminales de guerra nazis que dio lugar al juicio y la ejecución del planificador del Holocausto Adolf Eichmann pero que nunca consiguió encontrar a Josef Mengele, el más famoso de los médicos nazis, que murió en Brasil en 1979.

Si bien la vida secreta de los nazis en países como Argentina y Paraguay capturó la imaginación popular en libros y películas, el caso Heim lleva a Oriente Medio. Hasta que el clima político cambió, los ex nazis fueron bienvenidos en Egipto, donde contribuyeron sobre todo en el plano de la tecnología militar. Rüdiger Heim dijo que su padre le había contado que conocía a otros nazis que estaban en Egipto, pero que trataba de mantenerse lejos de ellos. Lo que no queda claro es cómo logró Heim escapar durante tanto tiempo: recibía dinero de Europa, en especial de su hermana Herta Barth, e intercambiaba cartas con amigos y familiares.

"El mundo árabe era un refugio más seguro que América del Sur", declaró Efraim Zuroff, director del Centro Simon Wiesenthal de Israel, quien buscaba a Heim y había viajado a Chile en julio para impulsar el caso. Zuroff se sorprendió al saber el aparente destino de Heim y contó que estaban a punto de aumentar la recompensa por información para su captura de 400.000 a casi un millón y medio de dólares.

El ex prisionero de Mauthausen Josef Kohl declaró ante la justicia el 18 de enero de 1946 y contó como "El doctor Heim tenía la costumbre de revisarles la boca a los prisioneros para determinar si tenían los dientes en perfecto estado. De ser así, mataba al prisionero con una inyección, le cortaba la cabeza, la dejaba en el crematorio durante horas, hasta que desaparecía toda la carne que cubría el cráneo, que luego preparaba como objeto decorativo para su escritorio y los de sus amigos."

Los investigadores alemanes declararon que Heim se manejó con cuidado durante la posguerra. El médico, un buen jugador de hockey sobre hielo, se mantenía siempre al margen de las fotos cuando su equipo posaba. También poseía un edificio en Berlín, la renta que obtenía de él fue su fuente de ingresos en la clandestinidad.

En la sede de la policía de Baden-Württemberg en Stuttgart, pequeños imanes salpican un mapa del mundo y marcan los lugares donde surgieron pistas o datos sobre el Doctor Muerte. Lo habían buscado sin descanso desde su desaparición en 1962, período en el que habían seguido 240 pistas. Si bien nunca lograron detenerlo, habrían estado muy cerca de su escondite en El Cairo.

"Había información de que estuvo trabajando en Egipto como médico policial entre 1967 y 1970", dijo Joachim Schäck, jefe policial de la división de fugitivos. "Resultó ser una pista falsa."

Según su hijo, el Doctor Muerte abandonó Alemania y atravesó Francia y España en auto antes de cruzar a Marruecos para instalarse en Egipto. "Fue una casualidad que la policía no me detuviera porque justo en momento no estaba en mi casa", escribió Heim en una carta a la revista alemana Spiegel después de que se publicara un informe sobre él en 1979. La carta se descubrió en sus archivos, todos escritos con una meticulosa letra cursiva en alemán o en inglés.

En la carta también acusó a Simon Wiesenthal, quien estuvo prisionero en Mauthausen, de ser "el que inventó esas atrocidades". Heim se refirió luego a lo que llamó la masacre israelí de palestinos y agregó que "el lobby sionista de EE.UU. y el Khazar judío, fueron los primeros que le declararon la guerra a Hitler en 1933."

El grupo étnico turco de los Khazar era un tema recurrente para Heim. El médico nazi se mantenía activo en El Cairo haciendo una investigación -que escribía en inglés y alemán- y en el que n